viernes, 29 de agosto de 2014

¡Ya viene Passion Fest México 2014!

La exposición dedicada a la sexualidad y al erotismo.

Fiesta de parejas sexies que viven en libertad su sexualidad
Me emociona saber que se aproxima esta expo dedicada a las múltiples formas de vivir la sexualidad humana porque, entre las tantas cosas que hacen falta en este país, una de las que más me importan es la de combatir esa horrible costumbre de hacer escarnio de todo aquello que no se comprende. El sexo es, entre los mexicanos, un tema enormemente esquizofrénico, y no me refiero sólo y metafóricamente, a la diversidad de maneras de entenderlo, sino a la incongruencia que hay entre lo que se desea y lo que se juzga. Por un lado, nos dejamos vender todo aquello que se publicite con rotundos traseros, por el otro nos produce risilla de quinceañeros hablar sobre la cantidad de hombres que entran en el departamento de la vecina. Lo urgente es, pues,  derrumbar el adagio que Orwell formuló para criticar a las sociedades anestesiadas y convencerse de una vez por todas que "la ignorancia no es ninguna fortaleza".

    Passion Fest México tiene por objeto, además de hacer un megaevento, megcomercial,  mega multitudinario y (espero) mega lucrativo, fomentar un concepto de vida en el que el sexo y la diversión que éste produce, sean considerados como algo bueno y constructivo. Los gringos le llaman a esto una actitud sexo-positiva, los organizadores de esta feria le dicen "estilo de vida sexy". A nosotros, lo mismo nos da la nomeclatura, pero nos importa mucho que la gente quiera follar, folle bien, y que tenga a la mano la mayor cantidad de recursos para enriquecer su manera de follar. (La amfibología de "enriquecer" es intencional")

     Viene a cuento, además, para los sucios y nobles fines de esta bitácora liberal, anunciar que, amén de las actividades diurnas de la expo, que pintan bien, y de los montones de productos interesantes que podrán ser adquiridos, habrá por la noche sensuales fiestas dirigidas a distintos públicos. La que nos interesa es La fiesta de parejas sexies que será el 3 de octubre. Dicho lo cual,  hacemos formalmente el aviso parroquial:

Fiesta de parejas Sexies

Presentada por Passion Fest México 2014

3 de Octubre

Expo Bancomer Santa Fé

La fiesta está orientada a toda clase de Parejas, sin importar sus preferencias.
Está dirigida a swingers, BDSM, poliamorosos, tántricos, alternativos, 
fetish, góticos y cuanta cosa pueda a uno ocurrírsele
para disfrutar en pareja de una sexualidad libre y emocionante

Costo: $1500 por pareja
Incluye cover, barra libre  y acceso a la EXPO

www.passionfest.com.mx


Informes con  Fernanda Murillo:


Y por supuesto, ahí estaremos nosotros...


 
Read More

miércoles, 27 de agosto de 2014

Regresamos a Desire: el hotel más swinger

Nuestro fin de semana con mucho sexo, sol y buena comida.

Trios sw Desire Resort Riviera Maya
Pocos entienden la difícil tarea de hacer maletas para un resort nudista. ¿Siete pares de zapatos para cuatro noches? ¿Es en serio? Y eso son sólo los de Mariana, faltan los míos que no son poca cosa. Además hay que agregar los atuendos. Uno sexy, pero cómodo para el desayuno. Algo que ponerse encima para ir a comer (en los restaurantes no se puede andar en bolas). Ropita coqueta para las cenas glamourosas, el tipo de outfit que las monjas salecianas no aprobarían pero que aún así es apropiado, y finalmente, unos ropajes extraordinariamente provocadores para la noche temática en la disco. Multiplique ahora el lector esos números por la cantidad de días que se planea estar ahí, y descubrirá lo paradógico que resulta empacar prendas para pasar un tiempecillo sin ropa. Con ese dilema del primer mundo a cuestas, iniciamos nuestra semana pasada.

Desde la triste desaparición de Desire en Los Cabos, no habíamos vuelto. Además, dicen algunos entendidos que "Al lugar donde has sido feliz es mejor que no trates nunca de regresar", pero la genial invitación de Alberto para que fuéramos a conocer el resort que conduce en la Riviera Maya, no pudo llegar en mejor momento. Así que tomamos pues las maletas y, venturosamente, nos lanzamos a la vacación. Una feliz casualidad quiso que los Condes también hubieran reservado esos mismos días, por lo que, además de ser reseña turística, ésta narración podrá también ser archivada en los libros de "La Cofradía" y sellada con lacre de buena calidad.

En términos de instalaciones y de diseño, el Desire Riviera Maya se queda corto frente a su hermano perdido, que aunque más pequeño, era mucho más guapo. Sin embargo, este hotel tiene por valor agregado la variedad. Hay mucha gente, y hay gente para todo. Ocasiones para estar solos, ninguna. Pero ¿quién quisiera ir a un hotel de swingers a estar solo? Traté de convencer a Mariana más de una vez que fuéramos a bucear o a velear, porque hay varias actividades disponibles para el día, pero el cielo estaba tan claro, la alberca tan rica y las noches anteriores tan pletóricas de desvelos delirantes que ella no quiso, bajo ninguna circunstancia, despegarse del dolce far niente, que durante las primeras horas de la mañana definía nuestra agenda diaria: una cama para dos cerca de la alberca, cerca del mar, cerca del sol y una desnudez absoluta en medio de otras desnudeces compartidas.

Nos hicimos, rodeados de todo ese ocio, de algunas historias para traer de vuelta a casa, en que los protagonistas eran los sentidos, como el cuento en el que Mariana descubrió la ternura de las orgías al tiempo en que la condesa se masturbaba contemplando el espectáculo. O la tarde en que, por estar metiendo mi lengua entre las piernas de mi mujer, provocamos que una negra hermosa considerara prudente acomodarse junto a nosotros y darle gusto a sus labios con la erección de su marido. Tan cerca estaba que, a Mariana se le antojó el hombre, a mi, la mujer,  a la mujer, Mariana. Una cosa llevó a la otra y se nos hizo tarde para llegar a la cena. O la sesión de playroom con los senos de una mujer bajo mis palmas, el sexo de ella frente a la boca de otra, yo rodeado por los labios de Mariana y un hombre extrayendo de ella, con movimientos de taladro, un orgasmo tras otro. O el otro día en que por estar jugando con los Condes en una cama del jacuzzi, una pareja de indecisos se decidió a ponerse a jugar junto a nosotros. Decía pues, que en el reino de los desnudos, el transcurrir es el rey. A Mariana y a mí nos gusta eso, fluir y dejar que la marea de cuerpos nos lleve por sensaciones pasajeras.

Desire se trata mucho de eso, de un tiempo que sopla sobre la piel y trae consigo posibilidades. Algunas de esas posibilidades dejan recuerdos de experiencias vívidas. Y muchos de esos recuerdos me recuerdan  por qué amo tanto a mi mujer.



Read More

lunes, 18 de agosto de 2014

Hacer de los civiles, liberales (en el plano sexual)

Escena sensual con Pierrot
Casi todas las parejas del medio, cuando están juntos esperando en el aeropuerto, o mirando a la gente pasar desde la terraza de un restaurante, juegan a  preguntarse si los cándidos transeúntes, especialmente los más atractivos, son o no son swinger. Mi apuesta es que muchos de los que no lo son, quisieran serlo, pero tal vez no se han enterado de que la posibilidad existe. A nosotros  no nos gusta evangelizar, de hecho, Mariana detesta la idea de convertir civiles, pero a mí, eso de dictar cátedra me fascina. Gracias Jardín de Adultos, hemos tenido muchas ocasiones para ayudar a los indecisos novatos a dar sus primeros pasos con seguridad por este deliciosos mundillo. Sin embargo, y aunque en un mundo realista tal cosa no ocurriera, cuando vemos por la calle a una parejita deliciosa a la que la inocencia o el hastío se les notan por todos lados, quisiéramos tener un poco de testigos de Jehová, y abordarlos descaradamente para que encuentren, en nuestros besos, el camino a la salvación. 

 ¿Y lo han considerado...?

Comedia de situación en pocas líneas sobre cómo reclutar adeptos hacia la vida swinger


Mariana:
Buenas tardes, ¿tendrán un minuto para hablar de su vida sexual?

Desconocido:
No, muchas gracias, en este momento tenemos prisa

Mariana:
Ándele, jóven, no le tomará mucho tiempo. Tenemos un mensaje importante para usted.

Desconocida:
 (Le habla al desconocido al oído, como si nadie más pudiera escucharla)
Vámonos ya, mi vida, que éste par se ve muy raro. Han de ser de esas gentes locas que primero te dicen que traen la neta y luego nada más te quieren estar manoseando.

Diego:
¿Cuánto tiempo le dedican al día a cosas más banales como ver televisión o jugar Candy Crush? Les promentemos que no les robamos ni cinco minutos, sólo, denos la oportunidad de salvarlos de una vida matrimonial aburridísima.

Desconocida:
Pero si nosotros ni matrimonio somos...

Mariana :
(Se da cuenta de que la pareja de desconocidos ya está contestando y decide aprovechar el momento)
Les voy a regalar este folletito informativo, seguro lo encontrarán interesante. Precisamente (enfatiza "cis") porque ustedes aún no están casados y ya se les notan claros signos de fastidio, es que venimos con la buena noticia de que USTEDES NO TIENEN  PORQUE VIVIR UNA VIDA DE ABURRIMIENTO SEXUAL.

Desconocido:
(Se indigna)
¿De qué está hablando? Nuestra vida sexual no es aburrida. (A Desconocida) ¿Verdad, Alfonsina?

Alfonsina:
(No contesta) Este...

Desconocido:
¿Cómo? ¿Te aburre tener sexo conmigo?

Alfonsina:
No es eso..., es que...

Diego:
Le aburre tener sexo contigo.

Mariana:
Mi vida, no seas imprudente. ¿Qué te he dicho?

Diego
Lo siento. No era mi intención. Pero no es su culpa, (Al Desconocido) Es que todos los seres humanos tenemos limitaciones, nadie puede satisfacer a nadie todo el tiempo.

Alfonsina:
Pues sí, Santiago, es que tu repertorio de movimientos, la verdad es que... pues que.. pues que ya se está empezando a volver repetitivo, pues. Pues vaya, (suspira) hasta que lo dije.

Mariana:
(Al ver la cara de desilución de Santiago) Y no me digas que tú, Santiago, sí estás completamente satisfecho. ¿O sí?

Santiago:
(Responde con decisión) Por supuesto que sí. Yo no necesito otro cuerpo más que el de mi Alfonsina.

Mariana:
(Se endereza de forma que hace resaltar más su escote) Seguro.

Santiago.
(Cae en la trampa, se sorprende a si mismo mirando el busto de Mariana y endereza la mirada completamente) Bueno, no es que no me guste ver de vez en cuando a otras es que...

Alfonsina:
Es que te haces bien güey, no hasta el otro día en medio de la borrachera le dijiste a mi primo que tú sí le venías bajando los calzones a Anastasia.

Santiago:
¡Cómo! ¿Te lo dijo?

Alfonsina:
Pues claro que me lo dijo. ¿Qué parte de "Es mí primo" no te quedó clara?

Santiago:
Perdóname mi vida, es que esa vieja sí está bien bonita. (Pone cara de niño regañado)

Diego:
Ese es el punto, y ese es precisamente el camino que queremos mostrarles. Está aquí en el folleto.

Alfonsina:
(Se acerca al hombro de Santiago para leer) "¿Usted ha considerado ser swinger?" No, la verdad es que no lo habíamos pensado. ¿Tú sí, mi vida?

Santiago:
Una vez yo lo pensé y te iba a decir, pero luego me arrepentí porque creí que te ibas a enojar.

Alfonsina:
¿Cuándo se te ocurrió?

Santiago:
En la fiesta del Gavilán el otro día. Ya ves que estaba una pareja como cinco años más grandes que nosotros y que ella traía una faldita cortita cortita y que bailaban como que muy cachondo. Pues ella sí me gustó un buen y pensé "Si fuéramos de esos, segurito que hoy se me hacía"

Alfonsina:
¡Estúpido!

Santiago
Perdóname, nada más se me antojó, yo no dije que fuera a hacer nada

Alfonsina:
¡Estúpido! ¿Por qué no me dijiste nada? El tipo era un dios; soñé con él una semana. Y a esa chava, hasta yo le daba.

¿Continuará...?

Read More

martes, 12 de agosto de 2014

La parafernalia: nuestro equipo para salir a jugar

Lo que siempre llevamos cuando visitamos bares sw


Vibrador y otros juguetes para swingersSi fuéramos al Himalaya, no nos faltaría nuestra mochila bien equipada. Como nuestro deporte extremo no es el alpinismo sino el swinger nuestro equipo de exploración no es muy abultado, pero sí es significativo. Digamos que llevamos siempre nuestra navaja de Macgyver en forma de una discreta cosmetiquera azul que fue, involuntariamente, bautizada por un desconocido en un club de NY como "La Parafernalia"

Siendo justos, "La Parafernalia" tiene dos versiones. La versión el Modelo le Club, o zippeada si algunos lo prefieren, está contenida en la dicha bolsa azul pequeña, cuyo color es lo mismo agradable a la vista que fácilmente identificable en los revoltijos humanos que suelen hacerse en los playrooms. Mariana la carga con ella porque, básicamente, yo no me veo bien cargando bolsitas y porque, además, el riesgo de que la pierda es considerablemente alto. El paquete en cuestión contiene:
  • Condones: (no muchos, sólo los necesarios en caso de que yo olvide los que siempre cargo en el saco)
  • Toallitas húmedas
  • Chicles de buen aliento
  • Pasta y cepillos de dientes (de todas formas)
  • Un pequeño vibrador de pildorita (cuyas pilas olvidamos siempre cambiar)
  • Una versión portatil de nuestro bienamado Hitachi
  • Gel desinfectante
También es justo hablar de la versión extendida de nuestro kit, el Modelo Finde, adecuado para el Pistache o para las largas sesiones de La Cofradía del Orgasmo Perpetuo, incluye todo eso y más, pero es tan extenso y variable el surtido que tiene que portarse en una enorme bolsa playera de color naranja. Además de otros muchos artículos de perfumería e higiene personal, aquí caben también.
  • El bienamado Hitachi (obviamente)
  • Una larga extensión para conectar al dicho bienamado Hitachi
  • La colección completa de vibradores
  • Más condones
  • Sacacorchos y cuchillo (esos no son juguetes extrakinky, pero siempre se ofrecen y acabamos por comprar unos nuevos)
Habría que aclarar que si no llevamos la versión extendida cuando salimos de noche, no es por falta de espacio o por falta de voluntad. La verdad es que nos encantaría llevar a Libido o a Dreams nuestro sextoy favorito con todo el equipo que requiriera, pero, ignoramos por qué razón, en los clubes swinger de México nunca hay enchufes en los playrooms, y es por eso que Dámaso se tiene que quedar en casa, y por lo tanto, los plug-ins de "La Parafernalia" no son necesarios.
Read More

lunes, 11 de agosto de 2014

Clubes swinger y servicio al cliente

Reflexiones para dueños de bares swinger

Clubs swinger
Fotografía: Noboyoshi Araki
Los clientes de bares swinger no somos, al menos no la mayoría, clientes de tables y similares. Puedo entender por qué los civiles lo piensan así. Después de todo, pagamos por sexo. ¿Cierto? Falso. No pagamos por sexo, pagamos (cuando así lo hacemos) por divertirnos con nuestra pareja y con nuestros amigos en un sitio donde podemos conocer a más personas que entienden por diversión más o menos lo mismo que nosotros. Los civiles también lo hacen, sin embargo, es comprensible que si alguno de ellos imaginara un local de intercambio de parejas, pensara en algo parecido a un strip club.

     Lo que no puedo entender es ¿por qué tantos dueños de clubs sw, en su mayoría, swingers ellos mismos que "cansados de no encontrar el tipo de club que buscaban, decidieron abrir el propio", creen que se puede tratar igual a los swingers que a los clientes del table? Más de una vez, hemos dicho en Jardín de Adultos, que es muy importante que la gente gane dinero. Es más, yo creo que quien pone un negocio corre muchos riesgos, trabaja mucho y merece lucrar considerablemente. Incluso, soy el principal defensor de la idea de que si un club no resulta un excelente incentivo para sus inversionistas, está condenado a desaparecer, y por lo tanto, los complacidos usuarios deberíamos, a ultranza, defender la posibilidad de "lucrar con el medio", como algunos condenan por ahí. Pero bueno, hay formas y formas.

     Un club swinger no tendría por qué ser una cueva de mafiosos, sino un lugar donde la gente salga feliz de la vida. En pocos espacios es tan importante la satisfacción del cliente y la relación costo-beneficio, ya que, y suena horrible decirlo, la verdadera mercancía de estos establecimientos somos, precisamente, sus clientes. Obviamente, a nadie le gusta ser considerado mercancía, pero a todos los que nos gusta pasar la noche en estos sitios, lo que buscamos es encontrarnos gente y mientras más gente nueva, mejor. No conozco a nadie del medio que diga: "A nosotros nos encanta ir los sábados a tal y tal porque siempre está vacío y tenemos el lugar entero para nosotros solos". Para eso, la gente podría quedarse a follar en su casa ¿no? Y aunque algunos comentan sobre el playroom, la música o lo limpio del lugar, al final del día todos vamos buscando a otras parejas. Es decir, esas parejas son el principal activo del sitio.

     ¿Por qué, entonces, en lugar de cultivar a esos clientes/activos como a florecitas en germinado, que en corto plazo atraerán a más parejas que traerán a más parejas que... hay tantos propietarios que insisten en la mexicana política de hincarle el diente al primer cliente que pase y lo más profundamente posible? No lo puedo comprender. No entiendo, por qué es tan común la práctica del consumo mínimo, de ensartar obligatoriamente la propina en la cuenta, o de que el señorcito de seguridad pida, a la salida, para los refrescos de los muchachos. Concedido, no todos los clubes son así, ni todos utilizan todas estas prácticas. Lo que pasa es que empieza a molestarme lo constante que es sentir que tengo que ponerme en guardia cada vez que voy a un sitio a encuerarme (¿notan la sutil ironía?)

     Empieza a molestarme también, la estética de putero. Son tantos los clubes que confunden lo sensual con lo sórdido. Los bares de desnudistas, están diseñados, por obvias razones, para señores, en su mayoría con un cuestionable sentido del gusto. Por supuesto que en esos casos la decoración de man cave atrapada en los ochenta es adecuada. Pero el mundo swinger es, o debería ser un mundo femenino, un espacio donde las mujeres se sientan cómodas, en control, y por lo tanto, libres de explorar nuevos límites de su sexualidad. Nosotros, los hombres, agradecemos cuando así lo hacen. ¿No valdría la pena, entonces, apelar a un diseño más refinado, a un mayor cuidado en los detalles, a una decoración más confortable? Me parece que, en general los swingers mexicanos somos una tribu difícil y contradictoria. Es raro que tomemos la iniciativa, y más raro aún, que por propio impulso, hagamos que las cosas sucedan. Encima, la mayoría de los clubs, no ayudan mucho.

     Otra costumbre odiosa, de la que pocos dueños se escapan: un club SW no es su fiesta, no es la reunión a la que invitaron a sus cuates a festejar y por lo tanto, su parque de juegos privado. Es su lugar de trabajo, su negocio, uno tan celoso y demandante como cualquier ferretería, puesto de hamburguesas o planta de armado de automóviles. Quien está al frente tiene un compromiso con sus clientes y no los puede ignorar a cambio de agarrar la jarra o de perderse en el playroom. Es lamentable para ellos, sí, pero quien elige trabajar donde otros se divierten sabe que así es. Cada visitante es importante, no sólo sus amigos. El alcohol es para los comensales, no para ellos. Las parejas que vienen, vienen a jugar con otras parejas, no con ellos. Para enfiestarse, socializar entre cuates, emborracharse o swinguear, está su casa, las casa de sus amigos, e incluso otros clubs de swingers,  (a los que, por cierto, la mayor parte de los dueños nunca va, por considerarlos su mortal competencia), pero no su chamba.

     Por eso, este artículo, es para convocar a los propietarios o a los futuros propietarios a pensar más a largo plazo y a cuestionarse sus propios objetivos de negocio. No debe ser un negocio fácil, por eso, quien se lanza en esa aventura y lo hace bien, debería ser enormemente gratificado. No es casualidad que sean tan pocos los espacios en México a los que nosotros les damos el voto de confianza.
Read More

lunes, 4 de agosto de 2014

Amigos swinger

¿Es válido desarrollar amistades con las parejas con las que juegas?

Dibujo de una orgía swinger
Este post ha de ser para los nuevos visitantes al blog, porque los viejos conocidos de Jardín de Adultos saben que aquí nos la pasamos hablando de las buenas amistades que hemos cultivado dentro del ambiente sw.  Sin embargo, entiendo que una pareja que comienza en este deporte, dude sobre lo aconsejable que es involucrar emociones y sentimientos. Supongo que el veto lo originó alguien con un sentido literario, que, por hacer una poética reseña inventó alguna frase del tipo "Luego de intercambiar intimidades, los sujetos se alejan y no vuelven a dirigirse ni siquiera una furtiva mirada..." Aunque, potente para terminar un artículo periodístico, la aseveración, poco tiene de acertado.

     Verdad, algunas veces jugamos con extraños en cuartos oscuros y al final ni el nombre preguntamos, pero no es lo usual. También es cierto, que desnudarse frente a otros no obliga, para nada a desayunar en la Condesa al día siguiente, luego a cocinar juntos, a ir al súper y, eventualmente, a conocer a los padres de la otra pareja. Sin embargo, aquellos que somos más selectivos con nuestros cómplices, encontramos comúnmente en ellos, a personas muy afines, a gente que, seguramente, en el mundo civil, también serían cercanos, por lo tanto, es natural que desarrollemos con ellos relaciones muy significativas.

     Otro fenómeno común es que, otra pareja swinger, posiblemente ha cruzado por etapas similares a las nuestras. Seguramente se ha cuestionado temas similares a los que nosotros nos hemos cuestionado y, al igual que nosotros, siente una imperiosa necesidad de contarle a alguien todas aquellas experiencias nuevas que está experimentando. Es, por lo tanto, perfectamente normal que, en esas circunstancias, se generen amistades estrechas. En el mundo civil, las relaciones tardan mucho tiempo en fraguarse, en buena medida porque necesitan pasar por ciertas pruebas. Por eso, los adolescentes (aquellos monstruitos de los que los liberales tanto aprendemos) van en grupo o en pareja a los parques de diversiones; necesitan pasar juntos por la crisis de la montaña rusa, sobrevivir al miedo y a la emoción juntos, y al final de la aventura, saberse una comunidad. Las personas requieren historias para identificarse con el otro y estrechar vínculos de confianza. Precisamente, lo que nos sobra a los swingers, son historias. Tus amigos del medio, te vieron ya en pelotas, fueron cómplices de tus momentos más íntimos, y estuvieron ahí cuando delante de otros, te hubieras sentido muy avergonzado.

     Con tus amigos horizontales puedes hablar de cosas de las que  no hablarías nunca con tus amigos verticales. Incluso, al hablar con los amigos más open-minded es difícil. ¿Cómo explica una señora a sus compañeras de trabajo que le gusta ver a su marido sancándole ruidos descomunales a otras mujeres? A lo más que aspira es a una condescendiente sonrisita de fingida aceptación y al esperado "Ay amiga, estás reloca". ¿Cómo le dice un señor a sus cuates del gym que ayer rosó los güevos de otro wey al practicar una DP? ¿A quién contarle que poco nos importa la higiene de un jacuzzi cuando en medio de contorsiones imposibles,  nuestras pequeñas partes especiales tocaban azulejos quién sabe por cuántos más tocados? Es decir, hay tantos equívocos, tantas curiosidades, tantas anécdotas chistosas y dolorosas, que contar y tan poca gente con quién compartirlas, que es muy deseable tener cerca a otros como nosotros.

¿Qué hay que evitar para evitar problemas?


     Lo mismo que evitarías entre tus amistades en el mundo civil. No hagas cosas a espaldas de tu pareja. Si tienes conversaciones con otros, platícalas en casa. Si mensajeas o hay intercambio de correos, no está por demás que le preguntes a tu pareja si tiene algún problema con ello.  En todo caso, aunque los mensajes sean dirigidos sólo a uno de ustedes, leeanlos juntos, sobre todo en los casos en los que pueda haber información sensible o coqueteos que, más tarde, puedan mal interpretarse. No tiene nada de malo jugar un poco,  pero lo tendrá si tu pareja siente que lo haces a escondidas. 
     Consideren siempre las reglas y límites que ustedes mismos han diseñado y respétenlas. Recuerda que el sentido común es la mejor guía, que nadie conoce a tu pareja y lo que puede hacerle daño, mejor que tú, y que lo más importante es proteger tu relación estable.
Read More
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Powered By Blogger · Designed By Seo Blogger Templates